La lucha biológica en el cultivo del cannabis. La técnica más natural para controlar las plagas

0 1491
[Total:0    Promedio:0/5]

Se trata de uno de los movimientos más actuales en lo que a la lucha contra las plagas se refieren. Sus adeptos aseguran que es la forma más eficaz y natural de combatirlas, ya que con los insecticidas y pesticidas no es suficiente. Argumentan, además, que su efectividad es tal, que se va a convertir, en el futuro, en el cultivo biológico.

Controlar las plagas y no exterminarlas, en eso consiste la lucha biológica, que no reconoce el empleo de insecticidas que pretenden terminar con esas plagas ya que, como está comprobado, es prácticamente imposible (puesto que vuelven a aparecer transcurrido un tiempo, el suficiente para adaptarse a los efectos del pesticida y sobrevivir).

images

Sin embargo y a pesar de que se trata de una técnica más natural y efectiva, no todo el mundo está de acuerdo en emplearla y, además, son necesarios ciertos conocimientos y destreza para emplearla, ya que si no se aplica en el momento preciso y de la manera que se requiere, el fracaso puede ser total.

Algo que sucede a menudo, especialmente en los cultivadores de cannabis con menos experiencia o que lo toman como simple afición, por lo que se decantan por la técnica tradicional, es decir, la de los insecticidas.

Aseguran quienes la llevan a cabo con éxito, que la lucha biológica, además de ser la mejor alternativa a los pesticidas, da como resultado un cannabis de mayor calidad y sin la necesidad de utilización de productos químicos, si bien es cierto que hay personas que combinan ambas técnicas, especialmente cuando se trata de las plagas más peligrosas, como la de la araña roja, que merma de forma considerable la planta, ya este arácnido chupa la savia de la planta, descolorando sus puntas y marchitándola.

plaga-cannabis

¿En qué consiste la lucha biológica?

Antes de que podáis valorar si es la técnica que os gustaría o no emplear en vuestro cultivo, ya sea interior o exterior, nos gustaría comentar brevemente en qué consiste y qué métodos (insectos en este caso), se emplean para controlar las plagas.

En primer lugar y como ya hemos comentado al principio de este artículo, la lucha biológica no pretende exterminar las plagas (ya que se considera imposible hoy en día), sino controlarlas, de manera que no afecten a nuestro cultivo de marihuana. Una técnica que rechaza el empleo de insecticidas, cuya única finalidad es terminar con las plagas, pero de manera química, afectando en algunos casos al propio desarrollo y a la calidad de la planta, incluso aquellos que son más respetuosos con la misma y el medioambiente.

Coccinelidae_Cryptolaemus-montrouzieri.2

Lo que sí que no rechaza es el empleo de otras técnicas de cultivo naturales empleadas hasta el momento, como puede ser:

El control del clima: ya que éste es uno de los enemigos principales de la lucha biológica, favoreciendo el aumento de las plagas y, por tanto, el descontrol de las mismas.

El deshoje o eliminación de las ramas y hojas enfermas, de manera que éstas no afecten al resto y la savia se reparta por el resto de la planta.5247_miglyphus-piensaenverde

Cabe mencionar, asimismo, que otros de los factores negativos para la lucha biológica son las variedades de parásitos que pueden intentar terminar con nuestro cultivo. Es precisamente por este motivo por lo que una buena programación de la técnica es esencial, de manera que no puedan afectar a la planta insectos que no esperábamos.

Volviendo a cómo se debe de llevar a cabo la lucha biológica, hay que añadir que la misma emplea insectos, ácaros (depredadores), parásitos o entomopatógenos que resultan inofensivos para nuestra planta de cannabis y para el medioambiente, pero que controlan de forma increíble las plagas que sí que afectan a la planta. Todos ellos son llamados enemigos naturales y resultan eficaces porque su ciclo vital es más rápido y su reproducción más abundante.

Esta técnica, como ya hemos mencionado en un par de ocasiones, es necesario realizarla en el momento oportuno, es decir, cuando nos percatamos de los primeros síntomas de que nuestra planta se encuentra ante una plaga y que ésta no consiga poner huevos.

5234_chrysopa-chrysoperla-carnea-piensaenverde

Si lo consiguieran y fuera muy grande su número, sí se suele recomendar el uso de pesticidas (no insecticidas), que no afecten a los “enemigos naturales”, pero que sí ayuden a terminar con los otros habitantes de nuestra planta y cuando esto se haya hecho, soltar los depredadores, parásitos o entomopatógenos. Si por el contrario la plaga no es muy amplia, antes de soltar los enemigos naturales, se recomienda limpiar la planta con un chorro de agua a presión, teniendo cuidado de no romper sus hojas y también se pueden eliminar las hojas que estén más afectadas, de manera que no contagien al resto.
Por Noelia Jiménez, Equipo de Piensa En Verde

Similares
Deja una respuesta
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Qué es piensa en verde
Piensa en Verde nace en el año 2010, es una empresa ubicada en Valencia, ciudad costera del este de España. Nace después de un año de intenso trabajo con el fin de asesorar sobre el uso y la utilización de las conocidas semillas de marihuana. Enviamos semillas a cualquier parte del mundo...